EMPRESA

Esta empresa empieza su andadura en el año 1980, con el nombre de Rectificados Alvelu, con un local de 60 m2 y siete trabajadores dando unos servicios básicos de culatas. Fueron años muy difíciles pero llenos de ilusión que nos empujaban en busca de nuevos horizontes. Nuestro objetivo era ser líder en el sector y afianzar nuestra presencia en la provincia, manteniendo los niveles de calidad.

En el año 1987 nos trasladamos a una nave de 200 m2, ampliando nuevos productos, aumentando nuestro campo de acción y proporcionando la máxima calidad en nuestro servicio y en la atención al cliente.

Pero fue en el año 1996 nuestro mayor salto, pasando a llamarse Rectielx, con unas instalaciones en un polígono industrial y una superficie de 1.000 m2 destinadas íntegramente a dar servicio a los talleres mecánicos y decididos a dar una servicio integral del automóvil y empezamos a desarrollar las secciones siguientes del grupo Rectielx:

  • RECTIFICADOS. Sección matriz de la empresa donde reparamos culatas y motores.
  • ELECTRÓNICA. Taller mecánico con máquinas de diagnosis y personal adecuado para resolver las dudas de nuestro clientes, dando asesoramiento y apoyo técnico.
  • CATALIZADORES Y FILTROS DE PARTÍCULAS. Comprometidos con el medio ambiente, decidimos reparar estas dos piezas del sistema de escape.
  • LABORATORIOS DE INYECCIÓN DIESEL. El sistema de alimentación del vehículo está muy ligado al del rectificado de motores y a veces son complementarios. Por eso decidimos montar un laboratorio y así poder ofrecer un servicio integral del automóvil.

Rectielx ha transitado por todas las fases del desarrollo vital, y hoy es una criatura adulta y madura que ha superado con éxito las enfermedades de la pubertad y se ha convertido en referencia para muchos talleres del rectificado.

Más que nunca nos sentimos comprometidos y determinados a proseguir el camino emprendido en el año 1980 y hacer de Rectielx algo más ambicioso. Y con ilusión afrontamos el reto y así continuar implicados con la mecánica del automóvil.

“Todos los proyectos tienen un objetivo y este ha concluido con éxito”.

 

btt